viernes, 1 de agosto de 2014

Jugar con piedras: una locomotora con vagones

En casa no somos de bajar a la playa por las tardes y hay que inventarse planes con los niños para que no se aburran entretanto no llega la hora del paseo. Jugar con piedras me parece una opción muy versátil y con la que ellos pueden participar activamente.
Para hacer esta locomotora con vagones, sólo necesitamos unas piedras, témperas de colores, un pincel y un rotulador de punta media que sea permanente.

- Primero pintamos con colores diferentes cada una de las piedras que formarán el tren (a ser posible planas para dibujar sobre ellas mucho mejor)

(Procuraremos pintar con colores llamativos y claros porque así quedará mucho más vistoso)

miércoles, 30 de julio de 2014

7 esenciales en mi bolso de verano

En estos días de calor, no hay nada mejor que salir de paseo a última hora de la tarde a refrescarse pero si vas con niños, ándate con ojo en no olvidar estos 7 esenciales que se esconden en mi bolso de verano.



1. Muselina: fundamental si te mueves con un niño pequeño y cuyas posibilidades de dormirse se multiplican por 10 después de cenar. La de Sofía de Aden+Anais se la regaló la abuela a los pocos meses de nacer y aún le sacamos provecho porque es ligera y más que suave.

2. Toallitas: indispensables para todo, aún si los niños sobrepasan los 4 años. Valen para un roto o un descosido y si estás en fase de quitar el pañal como andamos nosotros, ni te cuento.

lunes, 28 de julio de 2014

Wobybi: una bici a medida

Mientras escribía el post hace unos días hablando de mis ganas por tener una bicicleta me acordaba del post en el que María Cañal de Escarabajos, bichos y mariposas hace cuestión de pocas semanas nos enseñaba su nueva bicicleta Wobybi: una bici a medida.
Y cuando digo a medida no es un decir, porque Wobybi prepara las bicicletas personalizando cada pieza de la bicicleta según nuestras preferencias en base a tres modelos diferentes de bicicletas. Desde el color de sus ruedas y pedales, al color de su sillín o manillar hasta la estructura completa de este vehículo tan ideal.


Tengo claro mi modelo favorito, el modelo Triana ¿quéreis ver cómo queda?

Desde la web de Wobybi es facílisimo diseñar nuestra bicicleta y muy divertido al ir probando colores aquí y allá. ¡Difícil saber cual es la combinación más linda!

viernes, 25 de julio de 2014

Smoothie de sandía y plátano




Si hay una fruta que se identifica 100% con el verano es la sandía que unida al plátano resulta una mezcla explosiva. Transformándolos en un rico smoothie de sandía y plátano el resultado es tremendamente bueno.
Resulta una merienda muy completa para los peques si están en esa fase del odio absoluto a la fruta porque al presentarla en una textura y formato diferente, les entrará por los ojos de momento.


Los ingredientes que necesitamos súper básicos (para unos 800 ml):
-200 grs de sandía
-100 grs de plátano
-4 yogures griegos azucarados
-1 cucharadita de azúcar

miércoles, 23 de julio de 2014

El libro favorito de los niños: cuentos clásicos para todos

Cuando llega el verano y pasamos grandes temporadas en la casa de los abuelos de la playa nuestra biblioteca menuda mengua de forma considerable.  Al hacer la maleta cuesta decidir entre cual es el libro favorito de los niños para llevarlo de veraneo.
Cómo la tarea no es fácil y no siempre acertamos, no falla el verano en que añadimos a la colección algún que otro cuento para leer a la hora de dormir.


Hace un par de días, sin ir más lejos, cansados de releer los mismos cuentos, al salir a dar una vuelta con mis padres y los peques, nos encontramos con el libro que os quiero enseñar hoy: Cuentos clásicos para todos de Susaeta. Un compendio de los cuentos de toda la vida y alguno otro más (al menos que no eran tan conocidos para mi) con unas ilustraciones muy coloridas realizadas por Marifé González.

lunes, 21 de julio de 2014

Larga vida al colecho ¿sí o no?

Cada hijo es diferente a otro, cada casa también y cada costumbre se acomoda bien en función de cómo nos vaya la historia. Podríamos decir entonces eso de larga vida al colecho ¿sí o no? Tras prácticamente cuatro años sin pegar ojo y dos hijos, hoy tengo claro que no seré yo la que pretenda dar consejos sobre cómo hacer que nuestro hijo duerma bien.


Mis primeros años como mamá me han demostrado que al igual que cada embarazo, cada niño es un mundo y por ello nadie debería sentar cátedra diciendo que es mejor o peor para los nuestros. Sencillamente, para nuestro hijo las reglas van por nuestra cuenta y ni los más prestigiosos doctores llevan el 100% de la razón ni lo contrario.
Es curioso como un hijo, al que pretendes tener entre algodones, ver como hagas lo que hagas no consigue conciliar el sueño durante los primeros meses de vida e incluso durante años. Primero leía que podía tratarse por haberlo tenido demasiado en brazos y yo pensaba "eso debe ser por haberle dado el pecho. Es más, en muchas ocasiones me sentí culpable por haber dejado a Rubén mamar a cualquier hora y haber pensado en eso de "es que el pecho le calma todo". Más tarde, me volví a sentir culpable por atenderlo demasiadas veces durante la noche y después de eso también por haber usado el famoso método del sueño en reiteradas ocasiones. Porque claro, el método me funcionó medio en condiciones (a pesar de mi ansiedad) hasta que se puso malito y hubo que volver a usarlo.

viernes, 18 de julio de 2014

Quiero una bicicleta




Habéis leído bien, quiero una bicicleta. En nada, mi ritmo de vida va a cambiar dando un giro de 180º. Un ritmo de vida al que no estoy acostumbrada para nada y al que espero saber acomodarme de la mejor de las maneras y que por supuestísimo os contaré con detalle dentro poquito tiempo.
Una de las cosas que encajaría perfectamente en este nuevo ritmo sería el uso de una bicicleta porque habitualmente camino bastante entre llevar a Rubén al cole y más tarde a Sofía a la guardería. De hecho, me paso media mañana yendo y viniendo paseando a mis enanos. El nuevo curso se presenta distinto y es por eso que quizás debería empezar a tomar nuevos hábitos entre los que el deporte debería ser algo esencial.
Soy poco deportista por naturaleza. En confianza, un poco vaga al respecto. Me causa pereza ponerme las zapatillas y salir a correr (nada que ver con las chicas de #mamisrunners a las que admiro profundamente). Y no es que en otra etapa de mi vida no lo haya hecho. Siempre me he obligado a hacer deporte pero desde que nació Rubén y comenzó mi etapa de mamá éste no ha estado dentro de mis prioridades. En absoluto, vamos... que no era capaz, hasta hace cuestión de cinco meses, de que se me pasara siquiera por la cabeza las ganas de ponerme en forma. Y es que no dormir tiene mucha miga...
El caso es que mientras que no consiga tener la fuerza de voluntad de salir cual gacela a darme un paseito la idea de pasear en bicicleta con los niños me parece un idea estupenda.








Una forma de hacer algo de ejercicio, si es que lo de andar empiezo a relegarlo un poco porque las nuevas distancias se alarguen en exceso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...